La evolución de la música y la producción musical

Algunos de nosotros estamos lo suficientemente grandes como para recordar un momento diferente en la producción musical, ¿cierto? No sólo se hace y se mezcla música diferente todos los días, sino que se ha ha distribuido de una manera que hasta los niños lo pueden hacer por su cuenta. Eso es porque hoy se puede grabar, mezclar y compartir toda la música gracias al uso de la tecnología de punta.

Se acabó la necesidad de tener un gran respaldo, como es el estándar de una banda de 4 ó 5 piezas. Estamos en la cúspide de un aumento en donde la tecnología en la industria de la música decidirá el futuro de la creación de la música, así como la forma en que la compartimos, consumimos, y le sacamos provecho a ella.

La historia de la producción de la música

La Guerras Mundiales I y II fueron, en gran parte, las responsables de lo que consideramos como la industria de la música moderna. Las radios se comercializaron a las familias, y no pasó mucho tiempo antes de que fueran predominantes fuente de entretenimiento. En 1923 el primer anuncio de radio había sido transmitido, y después de la Segunda Guerra Mundial, la música se hizo popular en las radios y así comenzó una industria musical que podría ser pagada por las emisoras de radio con dinero generado por la publicidad.

Para la década de 1960 y 70, la radio FM estaba en su apogeo, a la vez que tocadiscos se convirtieron en artículos para el hogar y la venta de discos construyeron una nueva fuente de ingresos para los artistas y productores. En este punto de la producción musical, las pistas se mezclaron durante presentaciones en vivo en los estudios de grabación especializados.

La tecnología actual

Hay una gran cantidad de aparatos disponibles para el músico moderno, desde las aplicaciones musicales de sintetizadores, a las redes sociales y los servicios de música en streaming como Deezer o Spotify. La disponibilidad de estas tecnologías finalmente toma la música fuera de las manos de los sellos discográficos y de los músicos, con el nuevo reto de cómo sacar provecho a esta tecnología.

La tecnología actual hace que sea más fácil para un músico el producir su propia música, pero se utiliza correctamente también para ayudar a un músico a promocionarse y ganar dinero. Incluso hay algunos beneficios, como cuando un músico que ya no tiene que competir con otros artistas en las estanterías de una tienda, o que tenga que preocuparse por los distribuidores o productores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *