Todos pueden producir música desde casa

Desde la invención del fonógrafo de Edison a finales del 19 siglo, las grabaciones de campo de Alan Lomax en la década de 1940, a los varios millones de producciones en dólares de algunos de los mayores actos más importantes a finales de los 80 y los 90, la tecnología actual ha evolucionado en tal magnitud que cualquier persona con interés en la producción de la música ahora puede crear grabaciones de sonido profesional en el hogar a una fracción del costo que un estudio profesional cobraría.

Recordemos que no se trata sólo de aspirantes a profesionales que les grabar su música. La música hecha por los aficionados se está grabando como una ayuda práctica, para crear una herencia digital, o como una extensión de su fascinante manía por la música.

Una vez que se haya decidido sobre las herramientas que se van a utilizar para grabar la música que a ti te gusta (por ejemplo, un ordenador personal y con un software de producción musical), el siguiente paso en el proceso de grabación en casa es averiguar cómo deseas evolucionar la idea musical en una canción completa. Este es el proceso de producción musical.

Cinco piezas claves

¿Cómo una idea musical puede evolucionar en un CD que podría ganar hasta un Grammy? Algunos expertos en producción musical recomiendan lo siguiente:

Idea musical: Esta es la canción o canciones que se van a producir y los instrumentos que se van a utilizar en ella. Como productor, decidirás las partes que se grabarán y quién va a tocar con ellas.

Grabación: Los arreglos musicales se graban en cualquiera de una variedad de legados de hardware de grabación de audio y software que existen en nuestra actualidad.

Edición: Teniendo listas las secuencias grabadas de audio se pueden editar en una variedad de aspectos con el fin de resaltar lo que sea necesario y lo que vaya a liderar el tema, en este caso la voz por ejemplo.

Mezcla: Una vez que se graba la música, el sonido se envía a una mesa de mezclas, donde las pistas individuales que componen una grabación multi-pista se combinan y se procesan para crear la grabación estéreo final.

Mastering: Esta es la última etapa del proceso de producción donde el proyecto se prepara como una mezcla estéreo final para su distribución, ya sea en un CD o un archivo MP3, haciendo los ajustes finales a todo el sonido de la grabación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *